Buscar
  • Ester Suárez

Post-Excesos |después de navidad

Actualizado: 4 mar

La guía definitiva para combatir los excesos de navidad u otra festividad.


Las fechas señaladas por la navidad son momentos en los que abundan los alimentos ricos en grasas saturadas, ultra-procesados y alcohol. No solo este tipo de alimentos afecta a nuestra rutina diaria, si no que, la ingesta masiva de calorías y el gran consumo de los mismos ralentizan nuestros procesos digestivos y empeoran la absorción de nutrientes.


- ¿Qué es lo que nos pasa?

- Algunas pautas rápidas

- ¿Sólo debemos controlar los alimentos?

 

¿Qué es lo que nos pasa?


Después de estas fechas, es normal ver el aumento de peso en la báscula, lo cual, no siempre se debe a un aumento excesivo del consumo de calorías, ya que, factores como el aumento de sal, falta de hidratación, ralentización de digestiones, falta de descanso, etc. hacen que sea posible este aumento de peso.



Algunas pautas rápidas


Muchas veces los eventos de navidad se celebran en casa de algún familiar o incluso en la nuestra propia, por eso es importante repartir las sobras de dichas comidas entre todos, una forma bastante efectiva para que los días post-festividad volvamos a la rutina.


Lo normal en estas fechas es variar los horarios en cuanto a las ingestas de comida, o bien por el día de la festividad, las horas en las que el día anterior se haya dormido o por reunir a la familia alrededor de la mesa, por lo tanto, al igual que recuperamos nuestra rutina en cuanto a los alimentos en comidas y cenas, también es importante volver a acostumbrar el cuerpo a los mismos horarios que ya teníamos anteriormente predispuestos.


Es importante reducir el consumo de azúcar, los dulces no pueden faltar, pero su elaboración puede ser muchísimo más saludable, sustituyendo por ejemplo el azúcar por Eritritol.


Debemos aumentar el consumo de alimentos ricos en agua y fibra, ya que, las digestiones serán muchos más ligeras y ayudaremos al cuerpo a contrarrestar la deshidratación por la ingesta de alcohol.



¿Sólo debemos controlar los alimentos?


¡Para nada! Un buen plan nutricional no funciona al cien por cien si no se complementa con dos rutinas básicas, el deporte y el descanso.


En cuanto al deporte, el movimiento debe volver a ser parte de nuestro día y recuperar el ejercicio que en vacaciones o en periodos de menor carga laboral como Navidad, se han perdido. Esto ayudará a nuestro organismo a reactivarse y volver a trabajar con normalidad.


En cuanto al descanso, es un pilar fundamental del que depende el rendimiento deportivo, laboral, el humor, el equilibrio hormonal...


Los cambios en los horarios, ya sea por dormir más tarde, menos horas o más horas, hace que los ritmos circadianos de nuestro cuerpo se descontrolen, ya que, el organismo debería estar activo junto con las horas de sol e inactivo en la nocturnidad. Se suele alargar el día con luz artificial y acortar la noche, por tanto, es importante recuperar las horas de sueño y descanso habituales. Es decir, volver a la normalidad.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo